El cacique Sopó se detiene en el comienzo de los tiempos, divisa el Cerro fuerte, recorre sus pasos en cementerios olvidados donde las fosas le informan que antes de la llegada de su singular tribu, la vasta madriguera fue morada de gigantes. Y en prosa y en verso, a la cuenta de un, dos, tres, he aqui la historia de Sopó de una vez:


En la madriguera de los gigantes


En las excavaciones de la hacienda Altamira, se encontró la tumba de un gigante, posiblemente un “Guechua” o guardia fronterizo

Erase una vez un vasto territorio donde vivió una raza anterior a la muisca. Tres mil años antes de nuestra era, en la vereda de Meusa se encontraba la tribu del periodo Herrera. Fueron horticultores y alfareros elementales, pero el frío inclemente los llevó a territorios septentrionales. Más información

Trece siglos después llegan los primeros muiscas. Entre ellos los gigantes que generalmente eran los “Guechuas” o guardias fronterizos. En las tumbas de Altamira se encontraron los restos de un “Goliat” soposeño y aquí un ritual se revela, descansaban allí más calaveras, posiblemente su parentela. Uno sobre otro, ubicados en cruz, como bellos durmientes a la espera de sus príncipes que los hicieran ver la luz.

Pasaron diez siglos y los príncipes nunca llegaron, pero los reyes sí enviaron a sus sapos a esta nación, quienes en aras de la conquista comenzaron su labor de repartir la región.


Guerra de caciques


En primer plano imagen ubicada actualmente en el parque principal que representa al cacique Sopó, recaudador de impuestos en su época.

Cuenta la leyenda que Sopó fue un gran cacique que obedecía órdenes de Guatavita, el cacique mayor. Su oficio era recaudar impuestos, se trataba de oro, perfumes, comidas y esmeraldas. Un día Sopó, cansado de que los otros cacicazgos no cumplieran con las exigencias impuestas, decidió buscar a Guatavita para contarle lo sucedido, fue así como interrumpió el descanso del cacique supremo quien respondió con indignación y furia. Este sublevado por tal acto quiso castigar de manera severa a Sopó y le ordenó entregar todas sus riquezas a cambio de perdonarle la vida. La gente de la comarca estaba inconforme con Guatavita por el cobro exagerado de impuestos, así es que Sopó astuto y firme, decidió aprovechar el revuelo, enfrentar y vencer a Guatavita. Revestido de poder se convirtió en amo y señor de las regiones de Cueca, Meusa y Sopó.


Tiempo de invasores


Las horrendas muertes y terribles castigos a los indios e indias de Sopó, por parte del sanguinario Robledo en 1543, los obligó a huir a las montañas

Luego llegó un don Juan, de apellido Alonso y un Gaspar, que no era rey mago, a quienes le fueron encomendados los territorios de Cueca al primero y Meusa y Sopó, al segundo. En el siglo XVI se reconocieron las tierras que durante mucho tiempo habían pertenecido a los Muiscas, se midieron entonces sus estancias y limitaron las propiedades. El 25 de mayo de 1653 llegó Fray Francisco, con un gran bastón miró a los indígenas y les dijo: - mi apellido es Chacón - Muy tieso y muy majo el español, fundó el Cerro fuerte que en lengua chibcha significa Sopó. En una veredita llamada Pueblo Viejo establecieron los españoles el resguardo indígena, acabando con el imperio muisca, allí edificaron una pequeña iglesia, encargando a los dominicos de doctrinar a los que tiempo después se conocerían como “soposeños”; tal gentilicio, demarcó otro inicio. Más información


Un cielo de arcángeles


Iglesia Divino Salvador. Al fondo el arcángel Uriel que representa el “Fuego de Dios”

La pequeña capilla construida por los dominicos recibió el nombre de Iglesia del Divino Salvador y llegaría a ser uno de los templos más antiguos de la Sabana Norte. Adquirió su forma actual en el siglo XVIII y se encuentra ubicada en la plaza central del municipio. Es un imán que atrae a transeúntes y turistas, pues allí se encuentra un invaluable tesoro del arte colonial. Se trata de “12 arcángeles” sin autor ni fecha conocidos que observan con ahínco a quienes los visitan. Se cree que Ariel, Barraquel, Custodio, Esriel, Gabriel, Jehudiel, Laurel, Lehad, Miguel, Rafael, Seactiel y Uriel fueron pintados por los años de 1650, pero solo hasta 1843 aparecen en el inventario parroquial. Cada uno de ellos encarna cualidades y atributos de Dios, así la justicia, la bendición, la penitencia y la fortaleza, recorren día y noche los recintos del Divino Salvador. Más información


Buen día “ilustrísimo”


Antonio Nariño, Oreste Sindíci y Marco Fidel Suarez. Hacienda Casa Blanca norte

Personajes hay muchos, de colores y sabores, de tamaños y grosor. Los hay anónimos e ilustres y todos ellos han pasado por el pueblo de Sopó, por sus calles, por estas calles, antes en destapada, ahora super pavimentadas. Ellos también figuran en las páginas históricas del municipio. Antonio Nariño, Miguel Antonio Caro, Oreste Sindíci, Marco Fidel Suárez hacen parte de un gran número de personajes que denotan la historia de nuestra Colombia. Unos en haciendas, otros en Casas Blancas, otros profesores y humanistas que conocieron y vivieron el municipio que hoy día los recuerda con histórico orgullo. Más información


El idilio del Mono y la Pila


Detalle de dibujo realizado por Eustorgio Pulido en 1897. En primer plano el mono de la pila que se encuentra actualmente en el parque principal.

En el parque principal de Sopó vive un guardián, una dulce compañía que no desampara a los habitantes ni de noche, ni de día. Con mirada misteriosa observa el panorama y en las mañanas, cuando todo está en calma, bosteza torrentes de agua, como agradeciendo la existencia de su trono, una modesta pila construida hace más de un siglo. A partir de 1865 en este municipio cada habitante aportó un 2% de sus rentas y negocios, $600 pesos en total fue la cuota inicial. En 1871 fue construida la Pila; solitaria reposaba en la plaza principal, esperando a alguien galante que la pudiera conquistar. En la espera llegó un mono quien en su regazo se posó y sin duda alguna fue este intrépido que con astucia la conquistó. Mono, monito, pequeño, curiosito, un pedacito de piedra en esta enigmática tierra. Más información


El Santuario inundado y encantado


Campanario del Santuario del Señor de la piedra. Al fondo el pueblo de Sopó. En el recuadro la imagen de Jesucristo en la piedra

Sopó es católico, apostólico y colombiano. Fieles y creyentes asisten al Santuario del Señor de la Piedra atraídos por la leyenda que el lugar encierra. Una imagen de Mi Padre Jesús fue descubierta en 1753 por Rosa, una lavandera, y tal aparición dio origen a la visitada construcción. Hacen parte de la capilla un camino empedrado, un viacrucis floreado, una pila de deseos y una quebrada para devotos y ateos. Más información

Pero en los años 50's el santuario se inundó. Se murmuraba que al Mohán, el mismo de las leyendas, le gustaba permanecer en montes, en bosques o a la orilla de los ríos, y al cambiar de sitio cada 45 años, generaba en el pueblo donde habitaba algo parecido a un diluvio. Más información

El 12 de febrero de 1950 las imponentes aguas iniciaron un caudaloso recorrido por las calles del municipio, arrasando con todo lo que encontraba a su paso, incluso con la mitad del Santuario. La inundación fue de tal magnitud que la gente lo perdió todos sus animales, sus pertenencias, su dinero. Sin embargo, no logró arrasar con la fé de los soposeños, y el santuario fue reconstruido en dos años o menos. Ver video


Fiestas de hoy, ferias de ayer


Haz click para cambiar las imágenes. Fotografías actuales de Daniel Lozano.

Al finalizar el año, diciembre llega con su alegría, los habitantes del municipio se visten de poncho y sombrero para asistir a la francachela y a la comelona. Los juegos pirotécnicos llenan de destellos y colores el cielo de Sopó y el cacique alista su corona de luces para vigilar a los fiesteros. Las ferias y fiestas son de popular tradición; en la actualidad las comerciales orquestas animan el festín. El festival gastronómico, la feria de artesanos, el desfile de animales, el juzgamiento de equinos y la corrida de toros, querida por unos y odiada por otros, hacen parte de la celebración.

En el pasado, por allá en la década de los 40´s los habitantes en vez de poncho y sombrero usaban ruana y cachucha, tomaban brandy y chicha, cabrito y bohemia. No había plaza de toros, entonces los asistentes formaban una barrera humana y sin cobrar un centavo a nadie, todos presenciaban el espectáculo. Todos asistían al gran rumbón, peones y gamonales, jóvenes y abuelos, señoras, señoritas y no podían faltar los señores alcaldes, a uno de ellos, en plenas ferias y fiestas un toro lo mató. Más información


Gente hecha en Sopó


Imágenes del Sopó de nuestros abuelos

Al soposeño lo caracteriza la laboriosidad; la generosidad y por qué no, la chismografía, en el buen y el mal sentido del verbo. Y es que en Sopó se transforman los dichos: Pueblo chiquito, paraíso infinito; entre vecinos, más me arrimo; conoce tu historia y reinarás. Y en cuanto a los personajes, hay quienes han pasado por aquí dejando huella y legado. Y esta es la historia de un hombre que fue presidente de la junta del centro, concejal, fundador del Hospital, personero y alcalde. Admirado y recordado por los soposeños de antes y de ahora, Miguel Rodríguez Donoso ha sido el padre más popular del pueblo. Un verdadero padre de esta pequeña patria. Fue el partero oficial durante muchos años y ahora recordado como “Papá Miguel”, porque él recibió a más de 2.000 niñitos. Más información

Quienes cuentan estas historias son los viejos, nuestros queridos viejos, los amigos del hogar, del tiempo, de los años, de los recuerdos, los amigos del lenguaje sencillo. He aquí un pedacito de sus vidas entre estas líneas que nos motivan. Ver


Sopó en el mapa


Haz click o mueve el cursor sobre el mapa

Un municipio a 2600 metros sobre el nivel del mar, más cerca de las estrellas que en su despejado cielo se puedan encontrar. Hace parte de Cundinamarca y de la Sabana Norte de Bogotá, a una distancia de 39 kilómetros de la capital. De clima frío, 14 Grados. A los de Sopó se les dice soposeños y son más de 21.000 los que pasan por aquí. Más información


Con acento febril entonemos...

El escudo de armas del municipio de Sopó se adoptó en 1993. Blasón tipo francés en cruz, dividido en cuatro cuarteles. El borde del blasón recoge el arte que adorna el marco de los cuadros de los Arcángeles de Sopó. En el primer cuartel, la imagen de Jesucristo en la piedra, por la revelación milagrosa ocurrida en 1753. El segundo tres bohíos indígenas que representa a Cueca, Meusa y Sopó. En el tercero un diseño precolombino Muisca y el cuarto Una cabeza de ganado, un trébol un engranaje y una antorcha que representan las actividades y símbolos del municipio.

La bandera de Sopó está formada por dos franjas, la primera de color azul que simboliza el cielo que nos cubre y su riqueza hídrica. La segunda de color blanco que representa la tranquilidad que se respira y la paz que se vive.

La letra y la música del himno de Sopó fue compuesta por el maestro Raúl Rosero Polo en 1997. Puede escucharlo en el siguiente link.

Himno de Sopó



Qué hay pa'ver, qué hay pa'comer

Antes de llegar al pueblo se encuentra Puente Sopó, un lago y muchas cabañas invitan a la reflexión. Con tu familia y amigos allí puedes difrutar, entra al siguiente video y lo podrás observar.


Video de Puente Sopó realizado por Carolina Cano para Magazin 13 del canal 13

Sopó es un pueblo de clima frío, pero de ambientes y paisajes cálidos, a la vista y a los sentidos, al gusto y al paladar. Hace más de 60 años, llegó al pueblo una familia de Suizos, con unas cuantas vacas empezaron a ordeñar y el intercambio de lácteos comenzaron a impulsar. Hoy día se habla de Alpina, una cabaña encantada por caramelos y postres, día tras día es visitada por gente de aquí y de allá, es la principal fábrica de lácteos con la que Colombia pueda contar.

Siguiendo con el recorrido vámonos para Pionono. Un parque ecológico a más de 2800 mts sobre el nivel del mar, convertido hoy en día en reserva en forestal. Los frailejones del lugar compiten en tamaños y colores, los hay pequeños, los hay altos, los hay verdes, los hay blancos. Tres miradores nos dejan contemplar la inmensidad del municipio que me permito contar. Armémonos con todos los fierros, porque allí se puede acampar. Mira el parque en detalle, dale click al video y verás todo el valle.


Video del parque ecológico realizado por Carolina Cano para Magazin 13 del canal 13

Los visitantes de riesgos duros podrán practicar down hill y enduro. A quienes les gusta volar, con el parapente y Delta lo podrán lograr. Las mejores pistas, los mejores vuelos y unos lindos paisajes que incitan al total sosiego. Más información


Que hay para ver en Sopó. Haz click para cambiar las imágenes

En calles de Sopó las historias son infinitas y los cambios se pueden evidenciar en fotografías, en textos, en recuerdos recolectados y registrados. En cuentos del presente y en anécdotas del pasado. Ver galería de fotos antiguas

En Sopó hay un periódico que se llama El Hablador, que ya hace 9 años sacó su primera edición. En el 2003 quiso ingresar a la web, eh aquí la dirección por si te animas a ver: www.elhabladorweb.com Por ahora está un poco quieto, pues recursos ya no hay, es difícil lo alternativo, aunque satisfactorio lo conseguido.

Bienvenidos sean todos los que quieran caminar por las calles de Sopó, por estas calles donde se encontrarán con los Arcángeles, los amigos del lenguaje sencillo, los amores perros, los milagros en las piedras y podrán ascender al Cerro fuerte que en chibcha, la lengua de los muiscas, significa Sopó.

fin



No sabemos si esto es un cuento o una historia bien contada. Pero si es seguro que Sopó es Colombia y nosotros los soposeños lo queremos dar a conocer, por este espacio, por el mundo, por la web.

31 comentarios:

Liliana Pérez dijo...

yo creo que es una historia bien contada, bonita, con la realidad y la magia de todos nuestros lugares colombianos. así se debería enseñar la historia a los niños para que se interesen más y la disfruten. felicitaciones!!!!

Miguel Ramos dijo...

muy buena la parte histórica y el orgullo que demuestran por descender de una raza hermosa y valiente.

Carol dijo...

Definitivamente Sopó es uno de los lugares más lindos de Colombia,no tiene brisa, playa,mar pero tiene montañas, parques, árcangeles, y lo mejor de todo su gente. Super chevere la historia y el blog. Me gusta.

Dulcinea dijo...

Recuerdo que la primera vez que visité Sopó, las cosas que más me llamaron la atención fueron: los arcangeles sin autor y el cerro pionono. No me devolví a Maracaibo sin subir a Pionono, ver de cerca los arcángeles y no pude dejar de probar las almojabanas, los buñuelos, y los postres de los domingos en el parque.
Este blog me pareció chévere porque aunque ya habia visitado el pueblo hace ya 3 años no sabía que tenía una historia tan rica.

Anarilis dijo...

Me parece bien como cuentan la historia de Sopó y como muestran lo que significa cada símbolo patrio, lo del himno quedo excelente!!!. Y lo mejor es la sección “Qué hay pa'ver, qué hay pa'comer”, porque las personas que no conocemos el pueblo podemos saber que podemos encontrar allá. Algún día quiero conocerlo. El blog quedo ideal, esta muy acorde con el contexto. ¡Felicidades!

Anónimo dijo...

mauricio merchan 3118201464 : si muy chevere muy bonito, no esta recargado, la informacion es clara precisa y conciza. los felicito.

cada una delas informaciones “Qué hay pa'ver, qué hay pa'comer”, son muy interesantes lo dejan tentado a que conoscan esta marivallosa tierra. el periodico muy bueno por que asi ayuda a que se difunda como un sitio turistico por excelencia.

PAOLA dijo...

hola, quiero felicitar a las personas que han hecho posible la realizaciòn de este blog, ya era hora que gente con profesionalismo y seriedad utlilizaràn esta herramienta para mostrar a Sopò en todo su esplendor. Sus fotos, diseño, contenido y ademàs la posiblidad de ver videos enriquecen el conocimiento de este blog, para que los soposeños y demàs personas ajenas... aprendan màs de su municipio. Tambièn espero que nosotros lo habitantes sepamos aprovechar estos espacios.

Laura Ramos dijo...

Sopó contado es muy atractivo y llamativo. Me pareció buena la división de los temas y me nació curiosidad por la historia de sus antepasados indigenas.

javier dijo...

Desde el punto de vista visual, el manejo del color, me recrea una mitología, siento que es así como se debería difundir nuestra historia, nuestras tradiciones, siento que el blog es colombianísimo, una ¡"verraquera"!

Diana dijo...

¡Como todos los lugares de nuestro país, hermoso!
Además se nota el agrado con que lo muestran; haciendo ver todos los rostros de
Sopó...
Particularmente, los arcángeles me encantan y ni qué contar del santuario... un encanto, de verdad.

Juan david Rojas dijo...

Hermoso...... deseo regresar a mi pueblo para conceder algun descanso a mi espíritu y renovar sus fuerzas.

Julio Flórez dijo...

Soy amigo de las cosas bien hechas y por eso felicito a quienes trabajan y han trabajado en este blogg. Simplemente maravilloso.

Un recorrido bien logrado, bien contando y sobre todo, encantado.

Sopó es quizás uno de los bastiones, aun hoy existentes, de algo que parece casi desaparecer en la actualidad y es el misticismo del histórico recorrido de la vida misma, de la vida de una sociedad.

En mi opinión, trabajos como el que ustedes han realizado, rescatan una serie de elementos que el devenir de los tiempos ha desarticulado, y que se encuentran hoy dispersos en el imaginario local, imperceptibles para las generaciones de las últimas décadas.

Evidenciarlos, concatenarlos y configurar una sola historia, debe conllevar a un fuerte sentido de pertenencia e identidad que posibilite poder pensarnos a futuro: “quien no conoce su pasado esta condenado a repetirlo junto con todos sus errores”.

Así las cosas, debemos continuar…

Adriana dijo...

Desde que estoy viviendo lejos, cada vez me siento más cerca de las cosas que ya no tengo, por eso, encontrarme con este Blog de Sopó ha sido un placer. He disfrutado mucho leyéndolo.

Muchas gracias!!

Anónimo dijo...

Autóctono. Como nuestras vidas. Como los años que pasamos a través del ensueño de una historia que se pierde entre la prisa y lo rutina de las ciudaes.

Dan ganas de ir. De quedarse.
Y renacer.

Autóctono. Como nuestras ganas de plantarnos como sueños en la historia.

Jorge Martínez Gualdrón

Andrés dijo...

Además de ser una excelente creación colectiva de los jóvenes de Sopó, con información muy completa sobre el municipio, pienso que este blog y todos sus enlaces y ramificaciones irradian el amor de esos jóvenes por su región y dejan ver su compromiso con la construcción de comunidad. Es un ejemplo para irradiar a grupos de jóvenes de otras regiones de Colombia que quieren pero a veces no saben como construir identidad. Felicitaciones.

Anónimo dijo...

Rocio Darabos
me siento orgullosa de ser soposeña, al haber encontrado este blog donde esta la historia de este municipio tan hermoso y como realizaron este blog. felicitaciones y exitos

luisa f dijo...

Hola me parece una historia bien contada, las imágenes y los videos son muy bonitos.

en general, cuenta todo sobre el municipio, su historia esta bien recreada en cada texto y refleja nuestra idiosincracia, muy buen blog¡¡¡¡

ojala más poblaciones de nuestro país contaran con estos sitios, que nos invitaran a dejarnos llevar po la magia y la tradicios de nuestra historia.

Carolina dijo...

Excelente! este blog me pareció hermosísimo y como el deberían existir miles dedicados a rescatar toda la belleza de nuestros pueblitos colombianos. Una labor maravillosa.
Gracias y felicitaciones.

Adolfo S. dijo...

Esta muy bonito, me encanto el archivo de las fotografias antiguas, que buena recopilación. Además esta muy elaborado, como dijo otro lector, dan ganas de ir...

angela dijo...

Quiero felicitar a los escritores y fotografos de esta linda historia de Sopo. Si yo no estuvira tan enamorada de Sopo como lo estoy, ya que soy habitante y Soposeña por conviccion y desicion, despues de ver y leer esta historia muy seguramente hubiera quedado super enamorada de Sopo. Definitivamente es una maravillosa descripcion de lo que es nuestro encantador municipio, Sopo, el mas lindo de Colombia. Gracias.Angy Acosta C.

Jenny dijo...

Una historia que nos deleita con la magia que tiene este lugar; en realidad muchas veces no sabemos lo que tenemos hasta que otro punto de vista nos muestra la realidad. Sopó tiene mucha historia que que contar y muchos sueños que realizar...

Me enorgullece ser soposeña y me alegra poder conocer su historia de esta manera tan especial. Cada imagen, cada video e historia es un pedacito de este grandioso lugar que nos invita a conocer mas.

Muchas gracias por darnos a conocer con este magnifico sitio, ya que todos somos Sopó.

Los felicito!!!

Gerson Tovar dijo...

Es bueno saber que hay mucha gente que le interesa saber como era este bello pueblo hace tiempo, que le da valor a sus creencias, y aun mejor que hay quienes nos muestren todo esto tan hermoso como era y como es aun y aunque no soy de sopo me gusta mucho esta tierra llena de tranquilidad y bellos paisajes, muy buen trabajo a toda la gente que trabaja para mostrarnos cosas asi.

Felicitaciones¡¡¡

Jork dijo...

Que chévere que la historia de esta tierra ya no solo se limita a los libros, tambien las podemos disfrutar de manera virtual. Con gente e imagenes reales, sitios y protagonistas de verdad.
Gracias por publicar paginas como esta.

Anónimo dijo...

Me encanta la historia de nuestro pais. Es increible conocer nuestros origenes y valores. Que rico poder leer todas esto en esta pagina tan fresca y tan agradable. Mil felicitaciones a todo el equipo y sigan adelante porque Colombia es pasión!!!
NANA

Anónimo dijo...

Felipe Prieto:
Los felicito de verdad a todos los que realizaron este magnifico blog.... me parece muy chevere, además es muy facil para encarretarse leyendo sobre nuestro Municipio, pues a veces sabemos de otras partes, pero desconocemos lo nuestro, lo propio....

rio de sal dijo...

huy, está muy bonito tu blog, te felicito y me gusta mucho el caracter que le das, felicitaciones, es bueno ver buenos trabajos sobre colombia.

Verónica Vergara

juan calle dijo...

Muy chevere la pagina.... las historias me gustan mucho....Colombia es mucho más que Cartegena y San Andrés.

Celesitos dijo...

No soy amigo de los cuentos de hadas, fábulas encantadas ni cosas por el estilo pero si me agrada deleitar mis ojos con buenas imágenes, buenas fotografías, videos con contenido (del bueno)Soy un "ciberlector" en búsqueda de blogs interesantes y llamativos. Y para la muestra éste es un buen botón. Debo felicitarlos porque se nota esmero, esfuerzo y dedicación en su trabajo. Bien por buscar y conservar las raíces. Un pueblo sin identidad es simplemente un ENTE.
No soy soposeño pero vivo agradecido con el pueblo y me agrada verlo crecer con desarrollo. Concepto complejo, verdad?
Sinceramente: éxitos y ojalá sean premiados. Dios los bendiga.

Karla Zamora dijo...

En realidad me gusto mucho la secuencia de la narración y como estructuraron la historia porque te da un abre boca de lo que es el pueblo y la gente de Sopó. Además me gusta mucho la ilustración que le dieron al cuento, eso lo hizo mas interesante a la vista.
Les felicito!

Daniel Lozano dijo...

Bueno definitivamente lo unico que puedo dar, son felicitaciones a todo los que trabajaron en este blog que mas que contarnos una simple historia lograron transportarnos a los primeros años de nuestro municipio creando interes en todos los que vivimos en este lindo paraiso, pero aun mas importante creando ese mismo interes en gente de afuera a que visite y disfrute al maximo de este magico lugar. Gracias

Karen dijo...

Muy bonito, después de ver este blog pican los pies por irse corriendo a conocer tan mágico lugar... gracias...

Karen G.
Mérida-Venezuela